Cáncer Cérvicouterino: #JuntosPorEllas

Cáncer Cérvicouterino: #JuntosPorEllas

En Körper, conmemoramos el Día Mundial del Cáncer Cérvicouterino para forjar conciencia y poner un especial énfasis en la prevención de una enfermedad mortal. El lema de éste año es: #JuntosPorEllas

¿Por qué se conmemora el Día Mundial del Cáncer Cérvicouterino?

El 26 marzo de cada año se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer Cérvicouterino a modo de establecer acciones de concientización e información sobre la importancia de efectuarse controles ginecológicos para evitar enfermedades, entre ellas, el cáncer.

Definiendo el Cáncer Cérvicouterino

El cáncer cervicouterino (CaCu) es una alteración celular que se origina en el epitelio del cuello del útero y que se manifiesta inicialmente a través de lesiones precursoras, habitualmente de lenta y progresiva evolución en el tiempo, que suceden generalmente en estadios. En grado variable evolucionan a displasia severa cuando compromete sólo al epitelio superficial y luego a cáncer invasor, cuando el compromiso traspasa la membrana basal.1

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce varios tipos histológicos, siendo dos los principales de cáncer invasor:

  1. Carcinoma de células escamosas (constituye cerca del 80-85% de los casos)
  2. Adenocarcinoma (constituye cerca del 10-12% de los casos)

El 3-5% restante es constituído por otros tipos de carcinomas.2

La principal causa del cáncer cervical es la infección persistente con tipos de alto riesgo de virus del papiloma humano (VPH). HPV 16 y HPV 18 se encuentran entre los tipos de VPH de alto riesgo más comunes y se encuentran en aproximadamente el 70% de todos los casos de cáncer cervical. Los tipos de VPH de bajo riesgo, como el VPH 6 y el VPH 11 no están asociados con el cáncer, pero causan verrugas genitales. El VPH es principalmente de transmisión sexual.

Es una infección muy común y la mayoría de las personas se infectan poco después de que se vuelven sexualmente activos. Los factores de riesgo para la infección por VPH, tanto en hombres como en mujeres, están relacionados con comportamientos e incluyen el debut sexual a una edad temprana y un alto número de parejas sexuales.

Una pequeña proporción de las mujeres con infección por VPH persistente desarrollarán cáncer cervical, que puede tardar décadas en desarrollarse. La vacunación contra el VPH en niñas de 9 a 13 años de edad, combinada con las pruebas de detección de mujeres de 30 años y más, seguido por los tratamientos apropiados son estrategias clave para prevenir el cáncer cervical.3

Factores de riesgo del Cáncer Cervicouterino

  • Tener relaciones sexuales a una edad temprana
  • Tener múltiples parejas sexuales
  • Tener una pareja o múltiples parejas que participen en actividades sexuales de alto riesgo

Otros factores de riesgo del cáncer cervical incluyen:

  • No recibir la vacuna contra el VPH
  • Estar en condiciones económicas desfavorables
  • Tener una madre que haya tomado durante su embarazo el medicamento DES (dietilestilbestrol) a comienzos de los años 60 para prevenir el aborto espontáneo
  • Sistema inmunitario debilitado

Síntomas del Cáncer Cérvicouterino

La mayor parte del tiempo, el cáncer cervical inicial es asintomático. Los síntomas que se pueden presentar abarcan:

  • Sangrado vaginal anormal entre periodos, después de la relación sexual o después de la menopausia.
  • Flujo vaginal que no cesa, que puede ser pálido, acuoso, rosado, marrón, con sangre o de olor fétido.
  • Periodos menstruales que se vuelven más abundantes y que duran más de lo normal.

El cáncer cervical puede diseminarse a la vejiga, los intestinos, los pulmones y el hígado. Con frecuencia, no hay problemas hasta que el cáncer esté avanzado y se haya propagado. Los síntomas del cáncer cervical avanzado pueden ser dolor de espalda, fracturas o dolor en los huesos, fatiga, fuga o filtración de orina o heces por la vagina, dolor en las piernas, inapetencia, dolor pélvico, hinchazón en una sola pierna, pérdida de peso.

Epidemiología del Cáncer Cérvicouterino

Según los datos de GLOBOCAN, en Chile el 2018, hubo una tasa de mortalidad de 5 por cada 100.000 mujeres, que si los comparamos con las tasas en el año 1990, la mortalidad fue de 14,34, y en el 2012, 5,58. Por otro lado, la incidencia del periodo 2003-2007 fue de 14,6 y del año 2018 de 12,2 casos nuevos por cada 100.000 mujeres.4 Si bien las tasas están en disminución aún nos queda mucha tarea por delante.

El cáncer cervicouterino se ubica en el tercer lugar en mayor número de incidencia y mortalidad en Chile, después del cáncer de mama y de colon.4

¿Qué podemos hacer al respecto?

Como medida de prevención primaria: Educación a la población en salud sexual (sobre la transmisibilidad del VPH), ya que la alta incidencia de infección por VPH está asociada al inicio precoz de la actividad sexual, mayor frecuencia de actividad sexual en la adolescencia y a mayor número de parejas sexuales.5

Las estrategias utilizadas para prevenir el cáncer cervicouterino son:

(1) la detección de lesiones precancerosas. (PAP)

(2) la vacunación contra el VPH, principal agente etiológico de este cáncer.

Si estas dos estrategias de prevención se realizaran de manera efectiva, se podría evitar una gran cantidad de muertes causadas por esta enfermedad. En el caso de la detección a tiempo, si se realiza de manera efectiva el tamizaje de CaCu mediante el examen Papanicolaou (PAP), alcanzando una cobertura del 80% se podrían evitar el 75% de las muertes causadas por esta enfermedad. Y en el caso de la vacuna contra el VPH, su implementación puede llegar a prevenir el 70% de los casos.6

Examen Papanicolaou (PAP)

El Papanicolaou o PAP es el estudio de las células del cuello uterino que, mediante un análisis microscópico, permite evaluar alteraciones celulares que pueden estar reflejando una patología.7

Se inserta dentro del Programa Nacional de Pesquisa y Control del Cáncer Cervicouterino, el que se inicia en 1987, basado en recomendaciones de la OPS/OMS. Su creación tuvo como objetivo disminuir la tasa de mortalidad e incidencia por cáncer invasor a través de la detección de la enfermedad en etapas preinvasoras, así como la aplicación de tratamientos adecuados y oportunos. El programa considera la realización del PAP cada tres años a las mujeres entre 25 a 64 años, por un profesional capacitado (principalmente matron/a), priorizando el grupo etario mayor de 35 años y a las mujeres “nunca PAP”, “PAP atrasado”, Adulto mayor o a quienes por indicación médica corresponda repetir el examen.

Cáncer Cérvicouterino

Vacuna VPH

Debido a que el tiempo entre la infección por VPH y el desarrollo del cáncer es de 20 años en promedio, las personas con más riesgo de infectarse son los adolescentes y menores de 25 años. Por ello, se recomienda la vacunación a la edad más temprana posible.

Para prevenir este tipo de cáncer, el Ministerio de Salud a través de su Plan Nacional de Inmunizaciones, implementó  a partir del 2014, la vacunación contra VPH en las niñas de 4to (Primera dosis) y 5to Básico (Segunda dosis) de todos los establecimientos educacionales del país.  Además este año se adiciona la vacuna para niños, hombres, de 4to básico, sólo una dosis, esto es importante ya que ellos pueden ser portadores y transmitir el virus.

La vacuna contra el VPH tiene por objetivo proteger a las niñas contra el  Cáncer del Cuello del Útero, que anualmente causa en Chile cerca de 600 muertes a mujeres en edad reproductiva. Adicionalmente, la vacuna protege contra enfermedades causadas por el VPH tales como las verrugas genitales.8

Bibliografía sobre el Cáncer Cérvicouterino

  1. Ministerio de Salud, Guía Clínica. Cáncer cervicouterino (CaCu), Santiago, Minsal Noviembre, 2015.
  2. Tipos histológicos de cáncer de cuello uterino. Eurocytology.eu/es/course/489.  cited aug 31, 2015.
  3. Organización Mundial de la Salud. Programa Mundial Conjunto sobre la Prevención y el Control del Cáncer Cervicouterino. OMS 2016.
  4. GLOBOCAN 2018, Graph production: IARC (http://gco.iarc.fr/today). World Health Organization
  5. Ferreccio, C., Prado, R., Luzoro, A., Ampuero, S., Snijders, P., Meijer, C., et al, 2004. Population-based prevalence and age distribution of human papillomavirus among women in Santiago, Chile. Cancer Epidemiology Biomarkers & Prevention, 13 (12), 2271-2276
  6. Organización Panamericana de la Salud (OPS), 2014. Cáncer Cérvicouterino, Disponible en: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=3595&Itemid=3637&lang=es
  7. Clínica Las Condes, Instituto del Cáncer, cáncer cervicouterino.
  8. Ministerio de Salud, Vacunación contra el Virus del Papiloma Humano, 10 Agosto, 2018. Minsal.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *